Los opioides son una clase de drogas que incluyen heroína, opioides sintéticos como el fentanilo y analgésicos recetados como hidrocodona (por ejemplo, Vicodin®), oxicodona (por ejemplo, OxyContin®, Percocet®), oximorfona (por ejemplo, Opana®), morfina (por ejemplo, Kadian®, Avinza®), Tylenol® con codeína y más. Los opioides se han utilizado durante cientos de años para tratar el dolor y desde la década de 1990, para tratar el dolor crónico.

    ¿Cómo afectan los opioides al cuerpo?

    Los opioides actúan sobre los receptores opioides ubicados en la médula espinal, el cerebro y otras partes del cuerpo para reducir la percepción del cuerpo de
    dolor. Además de aliviar el dolor, los opioides también pueden estimular la regiones de recompensa del cerebro, creando una sensación de euforia y bienestar, que se cree que es un factor que contribuye al potencial mal uso y adicción.

    Lo que las familias necesitan saber
    sobre el abuso de los opioides y el
    tratamiento durante el embarazo.
    El Embarazo y Los Opioides
    Todas las personas que usan opioides, ya sea con fines recreativos o por otros motivos, tienen riesgo de tener una sobredosis
    Como responder con Naloxona antes una sobredosis
    Un recurso para las familias con un adolescente o un joven adulto que enfrenta el uso de opioides
    Heroína, Fentanilo y Otros Opioides