Sea un Mentor de Padres Voluntario

    Un padre o la persona a cargo de niños, adolescentes o jóvenes que lidian con el consumo de sustancias experimenta muchas emociones. Además, recibe a menudo juicios sobre la situación de su familia y consejos que no solicita. Por ello, la adicción es con frecuencia una enfermedad que aísla.

    Reflexionando sobre su propio trayecto, muchos padres que han vivido la adicción de una hija o un hijo han expresado que les hubiera gustado contar con una persona en quien confiar que entendiera su situación.

    La mentoría de padres en español brinda a los padres hispanos justamente eso: el apoyo compasivo de alguien que ha estado en su lugar.

    ¿Quién puede participar?

    Si se ha visto afectado personalmente por el uso de sustancias de una hija o hijo, y se siente preparado para compartir su tiempo y conocimientos con otros padres y familias, lo invitamos a convertirse en un mentor de padres. No se requiere ni se espera que tenga experiencia profesional como terapeuta o en el tratamiento del consumo de sustancias.

    ¿Cómo participar?

    Brindamos sesiones de capacitación en español varias veces al año partiendo de los principios basados en la evidencia científica del enfoque conocido como Refuerzo Comunitario y Capacitación Familiar (CRAFT, por sus siglas en inglés).

    Al terminar la capacitación inicial, los mentores de padres se comprometen a ser voluntarios durante seis meses*, tiempo durante el cual brindan apoyo personalizado por teléfono a otros padres cuyos hijos están lidiando con el consumo de sustancias o la adicción. También se espera que los mentores de padres participen en una videollamada semanal o quincenal para discutir casos y retos que puedan enfrentar, así como para revisar los puntos clave del programa de capacitación. Los mentores obtienen acceso a numerosos recursos y capacitación adicional. En total, la mayoría de los mentores dedican al programa de 3 a 5 horas a la semana.

    *Damos la bienvenida a la participación más allá de los seis meses iniciales.

    ¿Está interesado?

    Si tiene interés en participar en nuestra capacitación gratuita y confidencial para convertirse en un mentor de padres, por favor contacte a Yoyce Gerónimo Galván, gerente de servicios de igualdad e inclusión en The Partnership, en ygeronimo-galvan@toendaddiction.org

    Preguntas frecuentes

    ¿Capacitaré a las personas de mi comunidad?

    No necesariamente. The Partnership recibe solicitudes de padres de todo el país a través de nuestra línea de ayuda. Cuando conectamos a los padres con un mentor de padres capacitado, tratamos de mantenerlos en la misma zona horaria.

    Estoy interesado en la capacitación, pero no puedo comprometerme a ser un mentor de padres. ¿Todavía puedo participar?

    En este momento, las oportunidades de capacitación solo están disponibles para aquellas personas que pueden comprometerse a convertirse en mentores de padres voluntarios. Al completar nuestra encuesta, por favor especifique que no puede comprometerse a ser voluntario en este momento; le notificaremos cuando haya oportunidades disponibles.

    Ya soy voluntario en mi propia comunidad. ¿Cómo me beneficiaría ser un mentor de padres?

    Nuestros mentores de padres han expresado repetidamente que aprender técnicas de entrevistas motivacionales y basadas en el enfoque conocido como Refuerzo Comunitario y Capacitación Familiar (CRAFT, por sus siglas en inglés), y luego aplicarlas durante la mentoría, los ha ayudado en su vida personal y en el trabajo. Los mentores de padres aprenden de algunos de los mejores expertos clínicos de Estados Unidos y luego tienen la oportunidad de usar lo aprendido al ayudar a familias de todo tipo. Los mentores de padres también aprenden unos de otros.

    Mi hija o hijo está consumiendo sustancias activamente. ¿Puedo ser entrenador de padres?

    Sí. Nuestros padres entrenadores tienen una amplia gama de experiencias. Algunos tienen hijos en recuperación a largo plazo; algunos tienen hijos que consumen activamente sustancias; y algunos padres han perdido hijos a causa de la adicción. Nuestra única condición es que su compromiso con la capacitación de padres no ponga en peligro el progreso de su hija o hijo hacia una recuperación saludable.